Hondureños desarrollan robot controlado por voz

inventores hondureñosEl dispositivo, diseñado por dos talentosos jóvenes capitalinos, responde a las órdenes desde el celular. Creadores explican que el mecanismo utilizado puede aplicarse a otras herramientas.

Se trata de un aparato robótico controlado por la voz de un smartphone y creado por Jorge Esquivel y Carlos Flores, dos jóvenes universitarios que le encontraron forma a su ingenio. Los universitarios visitaron la sala de Redacción de EL HERALDO, acompañados de su invención, para hablar sobre el novedoso proyecto y su alcance esperado.

Para controlar el robot, los universitarios crearon una aplicación para el móvil en el sistema operativo Android, mediante la cual se transmiten las órdenes en comandos de voz, funcionando con tecnología GSM, Wi-Fi o infrarrojo.

La información llega a unas placas de desarrollo, considerado el cerebro del equipo, donde los conocimientos de las ciencias de la computación encontrarán movimiento.

Y es que en estas placas está la programación para manipular el aparato, mediante una serie de sensores, actuadores y motores eléctricos, explica Esquivel.

A través de unos decodificadores, el equipo interpreta los datos y comandos para que finalmente los motores eléctricos operen y ejecuten la orden.

Asimismo, el robot está compuesto de una cámara para retroalimentar al operador al poder monitorear el campo y sus movimientos desde el celular, detalla Flores.

De esta forma, el dispositivo avanza hacia atrás y hacia adelante y gira en ambas direcciones, así como puede apagar y encender sus luces, a través de una orden enviada desde el smartphone.

A pesar de la familiaridad con Wall-E, los creadores debatían bautizarlo como los científicos “Newton” o “Pascal”, aunque finalmente lo llamaron “Cacharrito”, a iniciativa de los medios digitales de la UNAH.

Los inventores aclaran que el objetivo final del proyecto no consiste en el dispositivo en sí, pues únicamente es el modelo de una idea. “Esto es una simulación de todas las tecnologías que podemos aplicar y utilizamos este robot para centralizar y reducir costos”, expone Flores, mientras su compañero sostiene el aparato.

Y es que en el invento se aplicaron conocimientos en informática, electrónica y telecomunicaciones, lo que se tradujo en un año de investigación y cinco de desarrollo.

De esta forma, la tecnología y el concepto aplicados en el robot son igualmente válidos para “crear edificios inteligentes, con control de luces, puertas y termostato”, ejemplifica Flores.

 

Fuente: El Heraldo